Como padres ya con experiencia, sabéis que pocas cosas pueden alejar a tu niño/a de la diversión: la lluvia, los charcos o el barro no le supone ningún problema o incluso, le produce más diversión. Para poder realizar su actividad sin preocuparse de las condiciones meteorológicas y garantizar su seguridad, equipa tu armario con el calzado adecuado. En este caso, las botas de agua son insustituibles. ¿Qué tipo de botas de agua para niños servirán más? ¿En qué hay que fijarse al comprarlos?

Este tipo de calzado, a diferencia de las zapatillas o botines, gracias a los materiales y suelas adecuadas, es duradero, impermeable y proporciona una buena adherencia a las superficies húmedas.

¿Cómo elegir las botas de agua para niños?

Al elegir cualquier zapato de niño, no solo las botas de agua, presta atención al tamaño correcto. Es importante que el pequeño tenga medio centímetro de margen. De esta manera, puedes estar seguro que tu hijo/a se sentirá cómodo/a con ellos y que su pie tendrá movilidad. Por lo tanto, antes de cada compra, mide la longitud de la plantilla.

Las botas de agua es un tipo de zapato diferente al resto dado que su parte superior está hecha de goma. Este material es impermeable y no absorbe el agua. Por lo tanto, no hay necesidad de preocuparse de que la humedad lo destruya. Es importante que la goma sea gruesa, pero flexible, para que no obstaculice los movimientos del niño.

Aspectos respecto a la seguridad

Un elemento importante que garantiza la seguridad en suelos resbaladizos es la suela de las botas de agua de niños. Esta suela suele ser de goma o caucho. Estos materiales proporcionan una buena adherencia, eliminando el riesgo de resbalar, lo que no es difícil cuando los niños juegan. Una buena solución también es elegir una suela antideslizante hecha de una mezcla de caucho y plástico: será más ligera y más resistente al desgaste. Echa también un vistazo a la forma de la suela. No debería ser completamente plana: es mejor que cuente con dientes en la suela, es una garantía para una mejor adherencia al terreno.

¡Atención!

El caucho, a pesar de sus muchas ventajas, no deja pasar muy bien el aire. Por lo tanto, evita absolutamente ponerle las botas a tu hijo/a descalzo dado que esto podría causar rozaduras a tu pequeño.

¿Qué tipo de botas de agua para niños comprar?

La altura de las botas de agua para niños es importante a la hora de la elección. La altura óptima es de hasta media pantorrilla o más. Esto reduce la posibilidad de que el agua entre en el zapato. Elige modelos bajos para paseos soleados, pero en áreas húmedas, como bosques o lagos. Algunos modelos de botas de agua cuenta con un ajustador en la parte superior para evitar que el agua de los charcos o el barro se metan en el interior del zapato. Los elementos del material impermeable proporcionan una protección adicional contra la lluvia.

812

¿Qué tipo de botas de agua para el pequeño? Los fabricantes se aseguran de que incluso los niños preescolares puedan ponerse fácilmente los zapatos, por lo que a menudo los equipan con asas ubicadas en la parte superior trasera. Durante los días realmente fríos, vale la pena prestar atención a las botas con forro que protegen y aíslan el pie del frío. El forro se puede quitar si es necesario, para que estas botas le sirvan al pequeño durante todo el año.

Si te estás preguntando dónde comprar botas de agua para niños, puedes encontrar una amplia gama de botas de agua en internet. En zapatos.es tienes la garantía de la entrega gratuita y el derecho a la devolución durante los 30 primeros días sin coste alguno. Ahora que sabes qué tipo de botas de agua pueden ser mejores para tu hijo/a, ¡no te queda otra cosa que proceder con la compra!

Autor

Agnieszka Ślęzak

Aunque parece que las Converse y los tacones de aguja no tienen mucho en común, estos son mis dos tipos favoritos de zapatos. En mi armario reina el color negro realzado con estampados florales. En mi vida privada me gustan los animales, el humor negro y las películas de Quentin Tarantino.
El texto original del artículo ha sido traducido y adaptado a la versión española del blog zapatos.es

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar el más alto nivel de servicio. El uso continuo de de este sitio web significa que estás de acuerdo con su uso. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close